Juego, probablemente, en el peor equipo de baloncesto de Madrid. Y no me refiero al peor equipo profesional femenino, no, me refiero al peor de los peores. Siempre tiene que haber uno, está claro, bueno, pues nosotras somos las jugadoras que pertenecemos al mismo.

Podría dar una entrevista sobre cómo sobrellevar la derrota semana tras semana,
sobre cómo sonreír cada vez que tu madre Seguir leyendo “Lo importante es participar”