Odio San Valentín con todo mi corazón.

Me relaja un poco saber que no soy la única, que entre la multitud enamorada de los corazones, algunos más se alzan con pijamas y malas caras esperando a que el día pase frente al ordenador.

Entre los detractores, la mayoría dirá que su odio viene de que es una fecha creada por los grandes establecimientos y que el amor debe Seguir leyendo “Soy todo amor”

Anuncios